Enérgico repudio Argentino al hallazgo de petróleo en Malvinas

Mayo 2010


Bs As. 06 de Mayo de 2010: La Cancillería Argentina acusó a la empresa Inglesa Rockhopper de "apoderarse de recursos naturales de manera ilegal" y advirtió a Gran Bretaña que seguirá denunciando las supuestas violaciones en foros internacionales.

El anuncio sobre hallazgo de petróleo en las Islas Malvinas por parte de una empresa británica, que no dio detalles de la calidad del crudo encontrado, no tardó en generar un enérgico rechazo del gobierno argentino.


"La Argentina rechaza de la manera más enérgica el intento de apoderarse ilegalmente de recursos naturales no renovables, propiedad del pueblo argentino y hace saber, tanto a las autoridades del Reino Unido que autorizan la exploración como a la empresa involucrada en estas actividades ilegales, que el gobierno argentino continuará denunciando en todos los foros internacionales esta acción ilegal británica y tomando las medidas que sean necesarias, conforme al derecho Internacional, para impedir la continuación de estas acciones ilegales", afirmó esta tarde la Cancillería a través de un comunicado.


Además, el Ministerio de Relaciones Exteriores, que conduce Jorge Taiana, destacó que "la Argentina cuenta con el invalorable respaldo de la comunidad internacional" y recordó que en la cumbre celebrada en Cancún en febrero pasado los países de América latina y el Caribe "respaldaron la posición argentina en esta cuestión".


La empresa británica Rockhopper había informado esta mañana sobre el hallazgo de petróleo en la cuenca norte de las Islas Malvinas, en la zona de exploración de Sea Lion, aunque todavía no pudo determinar si el crudo encontrado es "comercialmente viable", consignó la agencia AFP.


"El pozo 14/10-2 es un descubrimiento petrolero, pero todavía deben reunirse más informaciones ante de decidir si conviene tapar y abandonar el pozo o llevar a cabo otras pruebas para asegurarse de su viabilidad comercial", se indicó a través del parte de prensa.


Asociada con otras dos empresas británicas, Rockhopper inició en febrero una campaña de perforación en aguas de las Malvinas. El comienzo de las operaciones reavivó el conflicto entre la Argentina y Gran Bretaña por la soberanía sobre el archipiélago del Atlántico Sur.

 

Volver