Campaña Antártica 1979/80

PLANIFICACIÓN

La Organización comprendía dentro del Componente Naval a:

-Rompehielos ARA  “Alte Irizar” al mando del capitán de fragata D. Alejandro J. Giusti, en las dos primeras etapas y luego en la tercera comandado por el capitán de fragata D. Vicente Federici.

-Transporte ARA “Bahía Aguirre” comandado por el capitán de fragata D. Héctor E. Moreno.

Llevaba a su bordo al Grupo de Playa, con un promedio de 27 conscriptos.

-Aviso ARA “Francisco de Gurruchaga”, comandado por el capitán de corbeta D. Guillermo Maissonave, aunque la campaña la efectuó bajo el mando del capitán de corbeta D. Miguel A. Piccinini.

-Grupo Aeronaval Embarcado con 2 helicópteros Alouette AI-03 (1 embarcado en forma permanente), con oficiales Av. Nav. que cambiaron en cada etapa. En la 3ra. embarcó en el rompehielos un helicóptero Sea King al mando del Tte de Navío Av. Nav. D. Osvaldo M. Iglesias.

-Grupo de Tareas del SHN.

-Dotaciones de las bases y refugios Navales embarcadas.

            Del Componente terrestre se destacaban 2 helicópteros PUMA SA330 y del Componente Aéreo 2 helicópteros Bell 212 para ser embarcados en el rompehielos, y además 1 aparato similar operando desde la Base Marambio.    

OPERACIONES EN EL TEATRO ANTÁRTICO

Primera Etapa

            El 8 de noviembre de 1979, comenzó la campaña con la zarpada, desde su apostadero en Buenos Aires, de ambos buques de la ANA, el rompehielos “Alte. Irizar” con 2 helicópteros Bell 212 de la FAA embarcados y el transporte “Bahía Aguirre” con 1 helicóptero Alouette (3-H-2). El rompehielos, debió dirigirse a Puerto Galván, para completar su carga de combustible, en tanto que el transporte zarpó directamente para la  Estación Científica Corbeta Uruguay. El día 11, zarpó el “Alte. Irizar” completo de combustible con rumbo a la misma estación, y el 17 se reunió con el transporte, que se encontraba en el sur de la Isla Morrell, pero sin poder acercarse por las condiciones glaciológicas. Ese día en lat. 58º 15´S y long. 30º 51´ W, le traspasó al rompehielos, el personal de relevo, el grupo hidrográfico y el del Batallón de Construcciones que los condujo al destino arribando el día 19. Al día siguiente, desembarcando el personal, se dirigió a Orcadas, donde arribó el 22 y permaneció hasta el 24, entregando todos los materiales.

            Mientras tanto el transporte, que se había dirigido al mismo destacamento, no pudo entrar a ninguna de las dos bahías por el hielo, por lo que se le ordenó dirigirse a Cámara y a Decepción, para su habilitación, maniobras que realizó los días 24 y 25 de noviembre, y luego reunirse en Esperanza con el rompehielos. Dicha reunión que realizó el 26, donde el rompehielos recibió del transporte carga para Marambio, base que presentaba condiciones glaciológicas impenetrables para el “Bahía Aguirre”.

Entre los días 27 y 30, estuvo el “Irizar” reaprovisionando la base de la FAA, llegando a operar con tres helicópteros a la vez y el 1er día de diciembre, se reunió nuevamente en bahía Luna con el transporte, que en esos días se había tratado de aproximar a Brown, impidiéndoselo el hielo, y luego había pasado por Primavera y Jubany, donde desembarcó al personal y materiales para la habilitación.

En dicha bahía el rompehielos le traspasó al transporte carga para las bases, Primavera, Brown y el Refugio Fliess, combustible y agua y recibió la carga para Marambio, habilitó el Destacamento Petrel y regresó a Esperanza.

Mientras tanto el “Bahía Aguirre” se dirigió a reabastecer los destinos para los cuales había recibido la carga, Primavera el 3, Brown el 4 y Fliess el 5 de diciembre, el cual quedó habilitado. Al día siguiente entró en caleta Potter, para descargar en Jubany.

El rompehielos, el 10 de diciembre pretendió habilitar el Refugio Gurruchaga pero las condiciones meteorológicas se los impidieron, por lo que debió esperar hasta el día siguiente, pero no pudo completar la tarea por no contarse con el generado imprescindible para el refugio, para asegurar las comunicaciones. Ese día emprendió el regreso a Buenos Aires pasando por las cercanías de Río Grande, donde desembarcó personal de invitados, arribando a puerto Galván para alijar combustible el 16 de diciembre, y amarrando en la Capital el 19 de ese mismo mes.

            El transporte, luego de pasar por Jubany, se dirigió nuevamente a Orcadas, pero no pudo entrar, por lo que regresó a Buenos Aires previa escala en Puerto Madryn, para cargar agua y combustible, amarrándose en su apostadero habitual el 17 de diciembre.

Segunda Etapa

            Luego del receso de Navidad y Fin de año, de realizar algunas reparaciones y cargar los materiales para esta etapa, ambos buques volvieron a zarpar el 8 de enero,  en esta oportunidad el “Irizar” embarcó 2 helicópteros SA-330 Puma del EA (AE 501 y AE-502) y el “Bahía aguirre”, continuó con el 3H-2, al que embarcó en El Rincón.

            El rompehielos hizo su acostumbrado pasaje por Puerto Galván el 11 de enero y luego de cargar combustible, el 12 continuó directamente a la Base Belgrano II, recalando en la derrota a pocas millas al este de Malvinas. Con arrumbamiento sudsudeste y luego sur sin necesidad de buscar el canal costanero, navegando singladuras de 360 millas, arribaron en forma directa a la Base Belgrano II el 20 de enero, comenzando la descarga con helicóptero, amarrados a la barrera de Filchner a 13 millas de la base. Después de 48 horas de faena, zarpó hacia la Base Belgrano I, donde procedieron a realizar su desafectación y evacuación.

            Durante la maniobra de atraque a la barrera en Belgrano I, cuatro hombres que se encontraban trabajando, al desmoronarse parte de ésta, cayeron al agua helada sufriendo politraumatismos y congelamiento, a resultado de los cuales el Sargento 1ro. Juan J. Mariani falleció por un paro cardiorrespiratorio. El resto fue rescatado por buzos y nadadores de rescate del buque, llevándolos a bordo y obteniendo una buena recuperación.

            El 24 de enero se inició la instalación de la Base Belgrano III, realizando la descarga de materiales en la isla Berkner por modo aéreo situados a 21 millas, las que pudieron disminuir a 11 el día 27; el 25 de enero quedó sin servicio el helicóptero AE-502 continuando la descarga con un solo aparato. La base quedó definitivamente erigida y el día 30 de enero de 1980 se realizó la ceremonia de fundación con la concurrencia de las autoridades e invitados especiales presentes en la zona, labrándose el acta correspondiente; estaba constituida por 9 módulos de plástico, montados sobre orugas y 1 refugio de emergencia de madera y aluminio, montados sobre esquís, con una dotación de 9 hombres del EA.

            Al día siguiente, regresó a Belgrano I, donde finalizaron la evacuación de materiales y el 1er día de febrero, volvió a Belgrano II, para finalizar el reaprovisionamiento y zarpó de regreso al norte, con rumbo directo al Grupo Thule del Sur. Luego de dos días de navegación cuando se encontraba en lat. 69º y long. 30º, al comenzar el día recibió un pedido de auxilio del buque alemán “Polar Sirkel”, para que se atendiera a un ingeniero que presentaba un traumatismo grave por el aplastamiento de su pierna derecha. A raíz de este accidente el rompehielos retrocedió en su derrota y se reunió con el mencionado buque en lat. 74º 30´y long. 31º, al finalizar ese día. Evacuado el hombre, fue controlado radiológicamente a bordo e intervenido quirúrgicamente, evolucionando perfectamente.

            El rompehielos, continuó su derrota hacia el norte y el 6 de febrero arribó a la Estación Científica Corbeta Uruguay, la que abasteció y al día siguiente puso rumbo directo a Puerto Galván para efectuar el alije correspondiente de combustible. Esta maniobra quedó concluida el 14 de febrero y el 16, se amarró nuevamente a Buenos Aires.

            El “Bahía Aguirre”, se dirigió por 3ra. vez a Orcadas arribando el 15 de enero. En esta oportunidad pudo relevar la dotación, reabastecer al destacamento y efectuar y efectuar tareas hidrográficas; el 18 continuó su derrota a Petrel para dejar la carga y reunirse con el aviso “Gurruchaga”.

            Al día siguiente fue a la caleta Ardley a visitar la Base Chilena Frei y el 25 de enero fue a la isla Decepción para desembarcar abastecimientos. Ese mismo día continuó su plan y entró en la bahía Discovery, donde visitó la Base Chilena Pratt. Luego puso rumbo a la Base Primavera, en la derrota realizó el balizamiento de la Baliza Despedida y el día 26 operó en la base del EA. Posteriormente zarpó para la base Brown para el 27 desembarcar carga y realizó trabajos de balizamiento, continuando hacia la Base Palmer la que visitó al día siguiente; en la misma fecha fondeó en Melchior para proceder a su habilitación y el 30 de enero fue a Esperanza, desembarcó carga, hizo balizamiento y emprendió el regreso al norte. En esta oportunidad hizo una breve escala de sesenta horas en Ushuaia para cargar combustible y agua y el 5 de febrero hacia Buenos Aires donde se amarró el día 9.

El aviso “Gurruchaga” se incorporó en esta etapa a la campaña, zarpando el 10 de enero de Buenos Aires y previa escala de dos días en Ushuaia, arribó a la bahía Laserre; la intención primaria era entrar por el Estrecho Larrea pero las condiciones del mar, provocaron su cambio de rumbo para recalar al este de la isla 25 de Mayo, comenzando con las tareas de balizamiento y náutica en la mencionada bahía y la visita a la Base Polaca Arctowski. El 19 de enero, recibieron un pedido de Cámara para evacuar un enfermo. Desde allí fue a puerto Yankee y roca Escarceo a efectuar tareas de balizamiento y regresó a isla Media Luna para dejar en tierra un generador Wincolux. El 20 fue a Decepción, efectuó balizamiento en las balizas Grumete, Buen Suceso y República y luego continuó a la caleta Armonía donde habilitó el Refugio Gurruchaga y lo aprovisionó para su funcionamiento.

Dado que las condiciones glaciometeorológicas de la zona de Esperanza y el islote Peligro, no eran adecuadas para realizar tareas, cambió su plan de trabajo y entró en la bahía Guardia Nacional donde el día 21 efectuó faenas en seis balizas de la zona, y ese día por la noche regresó a Cámara a retirar el generador Wincolux. El 22 fue al faro Martín Güemes y el 23 se reunió con el transporte en caleta Potter, haciendo intercambio de cargas; posteriormente al día siguiente regresó a la isla Media Luna, donde debieron repara un cojinete del motor propulsor Nº4, que presentaba inconvenientes de alineamiento. Superada la avería regresó a caleta Potter, el día 25 para entregar la lancha al Grupo Hidrográfico que debía efectuar sondajes y partió hacia el Refugio Gurruchaga para reabastecerlo, regresando por la tarde a recoger la lancha, la que había perdido la hélice, razón por la cual no pudieron finalizar la tarea de sondar.

El día 26 fue a caleta Brialmont para efectuar tareas toponímicas, hidrográficas y de balizamiento y el 27, hicieron lo mismo en los cabos Errera y Ana trabajando en las balizas Patagonia, King y Chiriguano. Al día siguiente continuó con el balizamiento en las señales del Grupo Melchior e isla Lieja; las tareas hidrográficas pendientes que pretendió concluir en caleta Brialmont el día 29, no fue posible realizarlas por presencia de escombros que no permitieron operar a la lancha.

El 30 de enero fue a caleta Potter, allí no pudieron terminar los sondajes por averías en el equipo SHN y repararon nuevamente la alineación del propulsor Nº 4. la intención de llevar carga frigorizada al Refugio Gurruchaga quedó trunca en principio, por una espesa niebla que cubría la zona, pero por la tarde levantada ésta pudieron completar la tarea y emprendieron el regreso a Ushuaia para reabastecerse y embarcar al Grupo Hidrográfico. Lo hicieron el 2 de febrero y el 5, debido a las continuas averías que habían tenido en los motores, zarpó en conserva con el “Bahía Aguirre” con destino a Puerto Belgrano, pero posteriormente el COCOANTAR, le ordenó seguir hasta Buenos Aires para que en Tandanor repararan los motores. Llegaron el 9 de febrero y de inmediato se abocaron en los talleres a esas tareas.

Como un resumen del comportamiento de los mecanismos, se le habían producido prácticamente todos los días averías, siendo las más importantes: la fundición del rolete del balancín de movimientos de los motores principales, elevación de temperatura de los mismos, sopladura de tapa del cárter, pérdidas de combustible y aceite, pérdidas de agua de enfriamiento, problemas en los reguladores y frecuentes cambios de inyectores; en los generadores tuvieron elevación de temperatura, entrada de aire al circuito de refrigeración y roturas de los retenes de la bomba de barrido.

 

Tercera Etapa

La campaña se reanudó con la nueva zarpada de los buques hacia la Antártida. El transporte lo hizo el 28 de febrero y el rompehielos y el aviso el 1ro. de marzo. El “Irizar”, con su nuevo comandante, continuaba con 1 helicóptero Puma del EA y en la navegación a la altura de Río Grande embarcó un Sea King de la ARA. Antes de ello había pasado por Puerto Galván para su acostumbrada carga de combustible y luego puso rumbo al oeste de la península para dirigirse a reabastecer la Base San Martín.

El día 11 de marzo, ya en cercanías, realizó una exploración aérea para determinar el lugar e entrada a la bahía Margarita, ya que por el centro las condiciones glaciológicas estaban muy duras. Eso dio como resultado el ingreso por el paso note (al sur de la isla Belgrano), quedando el 13 de marzo, primero a 19 millas de la base, distancia que luego se redujo a 11. Durante las operaciones de descarga, por modo aéreo, debió soportar durísimas condiciones meteorológicas lo que demoró el tiempo de permanencia; finalmente el día 18, puso término a la maniobra y zarpó para la Base Primavera.

El 21 arribó a esa base del EA, descargó todos los materiales que le llevaba y ese mismo día partió para bahía Luna a reunirse con el “Bahía Aguirre”, que le traspasó la carga para Esperanza, ya que el transporte no había podido ingresar a la bahía. Esta maniobra se realizó el día 22 y al  siguiente, zarpó el “Irizar” para cumplir el reabastecimiento a la Base Esperanza. Finalizado el 26 partió de regreso a Ushuaia, para desembarcar al COCOANTAR, autoridades e invitados especiales, faena que realizó fondeado el día 28.

Si bien su campaña había finalizado y la planificación indicaba su regreso a Buenos Aires, se recibió un pedido de reabastecimiento de emergencia para la Estación Corbeta Uruguay entre lo que se encontraban 25 tambores de combustible. Para ese fin zarpó de Ushuaia el 30 de marzo, arribando a la estación mencionada el 3 del mes de abril. Allí como de costumbre las condiciones del tiempo impedían el desembarco de la carga, por lo que permanecieron gareteando dos días; cuando se pudo operar, en una hora de vuelo el Sea King, bajó la carga y partió el 4, con rumbo a Buenos Aires, y luego de recalar en las Islas Malvinas, se amarró en su apostadero el 10 de abril de 1980, finalizando la campaña donde había navegado algo más de 22000 millas.

Los helicópteros, realizaron las operaciones acostumbradas de exploración, transporte de personal y carga, y tareas previas como fotografía, salvamento, rescate, etc. Con la incorporación del rompehielos operaron con mayor seguridad y tuvieron oportunidad de obtener experiencias y sacar conclusiones y recomendaciones para futuras operaciones, que se volcarán en el párrafo correspondiente de este relato.

Los aparatos Bell 212 de la FAA volaron 295 hs los Puma del EA 190 hs y los de la ARA, 52 hs el Sea King y el Alouette 123,5 hs.

             

 

Fuente: La Armada Argentina en la Antártida, Campañas Navales Antárticas 1980-2000. Fuerza Naval Antártica-Armada Argentina, Capitán de Navío (R) Carlos Alberto Coli