2014 - Bicentenario de la Campaña Naval Libertadora Browniana en el Río de la Plata

Aviadores Navales - TNAV Owen Crippa - Heroe de Malvinas

 

TENIENTE DE NAVÍO OWEN CRIPPA – HEROE DE MALVINAS

El primer argentino que atacó en forma solitaria con su avión a la flota inglesa en la guerra de Malvinas en mayo de 1982, se encuentra visitando nuestra ciudad. Participó de la Vigilia con los veteranos de guerra de nuestra ciudad y de los actos por el 2 de abril. “La demostración del pueblo de Río Grande para con la Gesta de Malvinas es fantástica”, dijo el veterano de guerra que reside en Santa Fe. Ayer visitó el CIERG y otras instituciones memorando su experiencia en el conflicto bélico del Atlántico Sur.

Río Grande (Ramón Taborda Strusiat).- En la mañana del 21 de mayo de 1982 se envió un avión de la Primera Escuadrilla Aeronaval de Ataque al mando del entonces Teniente de Navío Guillermo Owen Crippa, a verificar movimientos de la flota británica en el Estrecho de San Carlos. El solitario Aermacchi MB 339, es similar al ubicado en el monumento de Santa Fe y Elcano de nuestra ciudad. El piloto se encontró con catorce buques surtos en ese estrecho y observó que se había comenzado con las operaciones de desembarco.

Owen Crippa atacó con los magros medios a su disposición, cañones de 30 mm y cohetes Zunni y luego regresó a Puerto Argentino con la novedad. A casi 29 años de aquellos acontecimientos, el aviador se encuentra en Río Grande desgranando recuerdos de los hechos ocurridos casi tres décadas atrás.

Participó de la tradicional Vigilia impulsada por los veteranos de guerra de Río Grande y del acto y el desfile cívico militar organizado por el Municipio de Río Grande y se asombró de la amplia concurrencia del público a estos eventos.

“Fue un acto terriblemente emotivo; estoy todavía muy conmocionado y muy contento de haber tomado la decisión de venir, a pesar de estar a 3.600 kilómetros de acá y compartí momentos inolvidables. La demostración del pueblo de Río Grande para con la Gesta de Malvinas es fantástica; aparte el frío y la emoción me hace temblar la voz”, confió a Provincia 23.

Agregó que al margen de haber venido varios veteranos de guerra desde la provincia de Santa Fe, como todos los años, “también han venido periodistas que están llevando imágenes para el interior de la provincia de Santa Fe. Ya me están llamando de todos lados pidiéndome las notas que ellos han hecho”.

Owen Crippa elogió el trabajo de los veteranos de guerra de Río Grande, “es muy valioso el trabajo que hacen en difundir la causa Malvinas y para volver a retomar algo que nunca debimos haber abandonado y que es el reclamo soberano sobre nuestro territorio patrio”.

“Estuve viviendo un torbellino de emociones en estos días y no llego a tomar conciencia todavía de estos eventos. Todavía no tomo real dimensión de esto que me superó, sinceramente”.

Este lunes por la mañana concurrió a las instalaciones de la Facultad Regional Río Grande de la Universidad Tecnológica Nacional, donde fue invitado por el Decano de esta alta casa de estudios, ingeniero Mario Ferreyra, para que el piloto de guerra comparta con los chicos del CIERG y la EADEB sus recuerdos del conflicto bélico y su apreciación sobre la realidad de Malvinas hoy.

Recordó que hace 29 años estaba alojado en la Base Aeronaval Río Grande y en estos días aprovechó para recorrer las antiguas cuevas “donde nosotros planificábamos las operaciones. Desde acá precisamente salí para Puerto Argentino y unos días antes de la finalización de la guerra, volví porque tenía que ir a Espora a planificar una operación de minado, ya era el 13 de junio cuando quise volver a Malvinas, pero ya había rendido su plaza, lamentablemente”.

Sobre los hechos que lo tuvieron como protagonista, Owen Crippa relató que

 “yo estaba apostado en Puerto Argentino y la noche del 20 de mayo nos habían avisado que las posiciones del Teniente Esteban habían sido atacadas (el Teniente Esteban mandaba una sección integrada por un grupo de soldados pertenecientes a dos regimiento de infantería del Ejército Argentino, el 12 y el 25, que resistía el desembarco inglés en San Carlos), ya que se había perdido comunicación con él y había que saber qué estaba pasando”.

Prosiguió:

 “salgo con otro avión porque el otro estaba averiado por un ataque el día anterior y en vuelo solitario intento entrar pasando por arriba de unos combates que estaban haciendo los Harrier’s a helicópteros argentinos y no puedo. Así que voy hacia el Norte para entrar por el Estrecho sabiendo que había buques, no sabía exactamente dónde ni qué cantidad. Ahí me encontré con catorce buques ingleses y ataqué al primero, porque tenía yo munición de 30 mm y cohetes, nada más; así que intenté destruirle los elementos de control, radares, comunicaciones y artillería. Luego pasé entre ellos para que no me tiraran”, recordó.

La nave atacada resultó ser la Fragata‘HMS Argonaut’ al cual Crippa le destruyó su radar principal y otros elementos del buque, según destacan fuentes inglesas. Ese mismo día este navío de guerra recibió otro feroz ataque por parte de la aviación argentina.

Antes de regresar a Puerto Argentino, Crippa hizo un croquis de cómo estaban dispuestos estos buques, su ubicación y la cantidad.

“A partir de esta novedad comenzaron las oleadas de ataque sobre el Estrecho San Carlos con aviones que despegaban desde acá, de Río Grande. Me imagino que el ruido de las turbinas fue ensordecedor para los riograndenses ese 21 de mayo”.

FUENTE: Provincia 23.

 








Volver

Inicio

Nota: la información fue preparada por www.irizar.org, sitio no oficial de carácter educativo, rogamos citar fuente en caso de hacer uso de la misma.

"Cruz del Sur" Historia Actividades Contacto Enlaces Imágenes
Navegando en el campo de hielo Navegando en un desfiladero de témpanos
Rompehielos A.R.A. "General San Martín"

Fuentes Armada Argentina-Servicio de Hidrografía Naval, CONICET, Dirección Nacional del Antártico, Gaceta Marinera